Horario Oficinas

9:00am – 15:00pm (Lu-Vi) 

Tel: 666 331 942

Email: info@alandalustraducciones.es

Ius Sanguini / Ius Soli y cómo afecta a la nacionalidad de los hijos

El Ius Sanguini y el Ius Soli son dos criterios jurídicos que pueden adoptar los países para la concesión de la nacionalidad.

El ius sanguini significa ‘derecho de sangre’ y se basa en el origen de los padres o ascendientes de una persona, mientras que el ius soli significa ‘derecho del lugar’ y se basa en el lugar de nacimiento de una persona.

Estos dos criterios pueden tener repercusiones sobre la nacionalidad de las personas y sus descendientes, ya que pueden dar lugar a situaciones de doble o múltiple nacionalidad, apatridia o discriminación.

Estos dos principios pueden ser contrarios y contradictorios entre sí, ya que una persona puede tener derecho a varias nacionalidades o no tener ninguna (apátrida). Además, reflejan diferentes visiones sobre la identidad nacional y la integración de los inmigrantes. El ius sanguini implica que la identidad nacional es algo heredado de los padres, una identidad colectiva que se transmite de generación en generación. El ius soli, por el contrario, implica que la identidad viene determinada por el lugar en el que se nace, independientemente del origen de los progenitores.

En términos generales, el ius soli predomina en países que optan por favorecer la inmigración, mientras que el ius sanguini es preferido por aquellos países que buscan conservar cierta cohesión étnica y social.

Sin embargo, existen casos mixtos y variaciones en la aplicación de estos criterios.

Veamos algunos ejemplos de cada uno:

Ius sanguini:

  • Un hijo de españoles nacido en Estados Unidos puede tener la nacionalidad española por ius sanguini y la estadounidense por ius soli, si así lo desea.
  • Un hijo de colombianos nacido en Francia puede tener la nacionalidad colombiana por ius sanguini y la francesa por ius soli, si cumple ciertos requisitos.
  • Un hijo de alemanes nacido en Turquía puede tener la nacionalidad alemana por ius sanguini, pero no la turca por ius soli, ya que Turquía no reconoce este criterio.

Ius soli:

  • Un hijo de inmigrantes indocumentados nacido en Argentina puede tener la nacionalidad argentina por ius soli, aunque sus padres no tengan ningún vínculo legal con el país.
  • Un hijo de diplomáticos británicos nacido en Brasil puede tener la nacionalidad brasileña por ius soli, aunque sus padres estén al servicio de otro Estado.
  • Un hijo de refugiados sirios nacido en Líbano puede no tener ninguna nacionalidad por ius soli, ya que Líbano no reconoce este criterio, ni por ius sanguini, ya que Siria no transmite su nacionalidad a los hijos nacidos fuera del país.

Como se puede observar, el ius sanguini y el ius soli son dos formas distintas de entender la pertenencia a una comunidad política y cultural. Cada país tiene su propia legislación al respecto y puede combinar ambos criterios o establecer condiciones adicionales para su aplicación. El derecho a la nacionalidad es un derecho humano fundamental que implica el reconocimiento de la dignidad y la igualdad de las personas. Por eso, es importante conocer los principios que rigen este derecho y las consecuencias que tiene para nuestra identidad y nuestros derechos.

Referencias:

[1] https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1889-4763
[2] https://www.normattiva.it/uri-res/N2Ls?urn:nir:stato:legge:1992;91
[3] https://www.gesetze-im-internet.de/rustag/RuStAG.pdf
[4] https://www.senado.gov.ar/parlamentario/parlamentaria/323989/downloadPdf
[5] https://www.law.cornell.edu/constitution/amendmentxiv
[6] https://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/1_270121.pdf

Política de Cookies
Usamos cookies para mejorar tu experiencia.

Logo Alandalustraducciones.es

Seguros

Medicos

Para Extranjeros

Contacta
No, Gracias